Los proyectos truncados que dejó el mega guiso rojo con Odebrecht

snipimage

Para muchos venezolanos, el rascacielos del Centro Financiero Confinanzas, mejor conocido como la Torre de David, se convirtió en un símbolo de corrupción e ineficiencia, pues la construcción del imponente edificio sigue inconclusa desde hace décadas que se inició. Pero si observan con mayor atención, encontrarán en todas partes de Venezuela enormes obras públicas incompletas, esqueletos que representan el robo de los fondos del pueblo por los corruptos funcionarios gubernamentales y sus asociados.

Como reportamos hace poco, una investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que la empresa constructora brasileña Odebrecht –la más grande de América Latina– pagó a partir de 2001 aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos a 11 países, además de Brasil. Fuera de su país de origen, Venezuela recibió la mayor parte de este dinero ilícito, pues Odebrecht entregó aproximadamente 98 millones de dólares a funcionarios gubernamentales venezolanos y a intermediarios, con el fin de obtener y mantener los contratos de obras públicas.

Pero no contento con haber obtenido contratos públicos de miles de millones de dólares sin tener que medir fuerzas contra sus rivales en licitaciones, proveer información sobre la calidad de las obras exigidas, los plazos de entrega, los planes de diseños o subcontrataciones, Odebrecht y sus asociados corruptos en el gobierno venezolano además de incumplir con las condiciones, robaron el dinero y no terminaron los proyectos.

¿Y cuáles fueron los proyectos truncados? Según el diario estadounidense The Wall Street Journal, el presidente Hugo Chávez le otorgó a Odebrecht contratos por US$11.000 millones, pero pocos se han completado. Destacó los siguientes ejemplos:

  1. Comuna agro-industrial Diluvio:000 hectáreas de cultivos, 1.200 casas (arrancó en 2008; ahora abandonado).
  2. Puente Nigale: 11km sobre el Lago Maracaibo (arrancó en 2005; 29% completado; ahora congelado)
  3. Represa de Tocoma:100 megavatios (arrancó en 2009; 39% completado; ahora congelado)
  4. Comuna agro-industrial Abreu de Lima: 34.000 hectáreas de cultivos; 500 casas (arrancó en 2009; ahora abandonado)
  5. Puente Mercosur: 11 kilómetros sobre el Río Orinoco (arrancó en 2006; ahora congelado)
  6. Metro de Caracas, línea 5: 8 estaciones (arrancó en 2007; 23% completado)
  7. Tren Guatire-Caracas: 32 kilómetros de tren liviano (arrancó en 2007; 20% completado)

Lo extraño es que, según The Wall Street Journal, Odebrecht sí concluía muchas carreteras, oleoductos y ferrocarriles en otros lugares de América Latina y África, pero pocos de las decenas de proyectos adjudicados bajo el gobierno de Chávez se hicieron realidad. ¿Por qué? ¿Es que acaso los políticos venezolanos realmente son tan ineptos y corruptos en comparación con otros países? Parece que sí.

De hecho, según el reportaje, bajo Chávez, Venezuela se convirtió en el mayor mercado latinoamericano para Odebrecht fuera de Brasil, con una división dependiente directamente del presidente ejecutivo, Marcelo Odebrecht, quien ahora está cumpliendo una sentencia de 19 años de prisión por corrupción, lavado de dinero y conspiración. Además, la compañía donó US$35 millones a la última campaña presidencial de Chávez en 2012, según declaró en febrero ante la Policía Federal brasileña un asesor de campaña del partido político de Da Silva. A finales de la década de 2000, Odebrecht comenzó a presentar proyectos a Chávez diciendo que le generarían más votos, y él los aprobó consistentemente, según gerentes de la empresa.

Con todo el escándalo de Odebrecht, no debemos olvidar que Venezuela también otorgó contratos por miles de millones de dólares a contratistas bielorrusos, rusos, iraníes y chinos para construir comunas y grandes proyectos de infraestructura, según documentos estatales conseguidos por The Wall Street Journal – ¿cuáles nuevos guisos vamos a encontrar escondidos adentro de estos en el 2017?

Comentarios

comentarios