La verdadera biografía del nuevo Vicepresidente

snipimage

En un desesperado acto del gobierno de Maduro de mantener a sus más fieles aliados cerca y así mantener a raya a quienes lo adversan dentro del mismo chavismo, durante el día de ayer, desde el Cuartel de la Montaña, realizó una reestructuración de su tren ministerial, siendo una de las designaciones más polémicas y el que lleva el liderazgo en este nuevo Gabinete, el nuevo vicepresidente de la República, Tareck el Aissami. Otra acción más que institucionaliza el malandraje y la corrupción como cultura de Estado, por las siguientes razones que les exponemos.

Hace algunas semanas les escribimos acerca de los casos más controversiales en los cuales se ha inmiscuido el antiguo gobernador del estado Aragua, ahora nada más y nada menos que Vicepresidente de la República. Uno de los más alarmantes es que, desde hace ya algún tiempo, está siendo investigado por el gobierno de los Estados Unidos por presuntamente haber emitido pasaportes venezolanos a organizaciones terroristas como Hamas y Hezbolá. Entre los personajes a quienes se les emitió pasaporte está Diab Fattah, quien también es investigado por el FBI por haber realizado un curso en una academia de aviación a la que asistió uno de los pilotos que participaron en los ataques del 11 de septiembre en contra de los Estados Unidos. Diab Fattah fue conseguido en el país norteamericano en donde se encontraba de manera ilegal, por lo que fue deportado a Venezuela a finales del año 2001, con el compromiso de ser devuelto para futuras interrogaciones. Sin embargo, al aterrizar en Maiquetía desapareció. En mayo de 2015 fue detenido en Jordania, bajo sospecha de financiar a grupos terroristas islámicos. La inteligencia jordana determinó que usaba dos pasaportes, uno venezolano con el nombre de Hakim Mohamed Alí Diab Fattah (otros tres pasaportes venezolanos están registrados con nombres muy parecidos) y otro palestino que figura como Hakim Mohamen Ali Semreen. Diab Fattah además cuenta con un familiar en la Embajada de Venezuela ante la Autoridad Palestina y con éste, abrieron una cuenta corriente a finales de 2013 con unos USD$ 100 mil. Fue puesto en libertad tras explicar que se trataba de una herencia, situación que fue respaldad por la Embajada de Venezuela en Jordania. Pero resulta que el Consejero de la Embajada en Amán (Jordania), Hussan el Aissami, es primo de Tareck, a quien Estados Unidos señala como muy próximo al Hezbolá.

Además de este escándalo, de forma más reciente se le vinculó con el desastre del caso de los Narcosobrinos. Durante el juicio de éstos en Nueva York, entre las declaraciones de Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores, sobrinos de la “primera combatiente” Cilia Flores, éstos aseveraron a la DEA (Agencia Antidrogas estadounidense) que el transporte de la droga en Venezuela se hacía a través de Tareck El Aissami y Diosdado Cabello, quienes eran los facilitadores de los cargamentos. Adicionalmente, ya Walid Makled en sus declaraciones del año 2011, aseguró que el Aissami había recibido sobornos para permitirle realizar el tráfico de drogas por Venezuela.  Por si esto no les es suficiente, en mayo de 2015 el ex gobernador chavista, Rafael Isea, también declaró al respecto, asegurando que Tareck El Aissami es uno de los involucrados en los delitos de narcotráfico y lavado de dinero en el país, siendo uno de los cabecillas del Cartel de los Soles. Y claro, también están sus propias declaraciones a favor de quienes seguramente son sus colegas en los negocios del narcotráfico, los honorables Néstor Reverol -ex comandante general de la GN, ex director de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y actual Ministro de Interior y Justicia- y Edylberto Molina -ex subdirector de la ONA-; quienes fueron acusados por una Corte Federal en Nueva York de también facilitar el tráfico de drogas en Venezuela hacia los Estados Unidos.

Como producto de sus fechorías y de manera de lavar el dinero, el Aissami ha utilizado testaferros y empresas fantasmas para comprar aviones privados. Como ya hemos reportado, tenemos conocimiento que es dueño de dos Gulfstream 200, valorados cada uno en USD$20.5 millones. Los aviones están registrados en ACS International sales, una empresa maletín que está basada en el “imperio mismo”, al sur de la Florida, Estados Unidos. De acuerdo a algunas fuentes, estos aviones están equipados con motores Pratt & Whitney y recientemente fueron rediseñados por un costo de USD$ 600 mil de manera que los escoltas, al viajar con el ahora Vicepresidente, no puedan escuchar las conversaciones. Esto no debe ser precisamente por el manejo de información “clasificada” o de alta sensibilidad para el Estado, sino más bien personal. No obstante, este personaje dueño de estos lujos, tuvo la osadía en abril del año pasado de asegurar que “nosotros (el chavismo) sufrimos lo que sufre la gente en la cola. Nos duele ver a un venezolano en una cola. No nos alegra en nada, nos genera preocupación y angustia que un venezolano no encuentre un medicamento o tenga una necesidad y no pueda acceder a un producto o servicio”. Sí, cómo ñe…

Porque además, en otro derroche de que de bobo no tiene ni un pelo y que más bien tiene mucho que temer, no olvidemos cuando en noviembre salió a la luz pública, a través de un audiovisual, un documento en el que consta la salida del país de personas con el apellido el Aissami –y seamos honestos, este no es un apellido común en el país- quienes presuntamente serían familiares del antiguo gobernador y estaban huyendo del país hacia Brasil, en donde ya conocemos que tienen a varios aliados. ¿Será que Tareck ya sabía acerca de éste próximo nombramiento?

Con este señor al mando de la Vicepresidencia del país solo podemos tener claras dos cosas: la corrupción y la inseguridad continuarán rampantes. No solo por todo lo mencionado anteriormente, sino que además es de conocimiento público cómo este señor es un fiel creyente de la radicalización del “proceso robolucionario”. Ya en el acto de ayer declaraba que buscaría “reivindicar el concepto de revolución” y recordemos sus actuaciones cuando siente que ésta está siendo amenazada: en septiembre, durante los sucesos de Villa Rosa en la isla de Margarita, atacó al pueblo con pistola en mano, cuando esta solo clamaba por comida a través del cacerolazo de sus ollas vacías. Sumado a esto, no olvidemos su manejo en el estado Aragua, el cual es considerado como uno de los estados más peligrosos y violentos del país ¿cuál inseguridad o reivindicación es que pretende alcanzar él? La suya propia será, para llenarse más los bolsillos y seguir coleccionando aviones.

A lo anterior se le añade que la Asamblea Nacional aprobó su interpelación en junio del año pasado luego de que el diputado al Consejo Legislativo del estado Aragua, Rodrigo Campos, denunciara el ataque de el Aissami en contra del patrimonio de los trabajadores de la Gobernación, en vista que se encuentra en mora con el IVSS y “nadie sabe dónde está ese dinero descontado de la nómina de cada trabajador”. Es decir, además de narcotraficante, financiador de grupos terroristas y malandro, es un vulgar ladrón, robándole las pensiones a sus trabajadores. Ya nos podremos imaginar cuándo va a bajar el situado para el pago de la nómina de las demás gobernaciones del país…

Patria, patria querida…

Comentarios

comentarios