La millonaria hija de Chávez y el escándalo argentino

snipimage

La ex presidente argentina, Cristina Fernández de Kirchner, está actualmente atravesando una investigación luego de que recientemente se reventara un escándalo el cual la involucra en una organización delictiva que tiene vínculos internacionales y actividades de lavado de dinero. Y ustedes se preguntarán ¿qué tiene que ver esto con Venezuela o el gobierno robolucionario? Fácil, como en muchos de los escándalos internacionales como Odebrecht, Andorra, asociaciones con las FARC y pare usted de contar, Venezuela también se encuentra implicado en este, con nada más y nada menos que la hija predilecta del fallecido presidente Hugo Chávez, María Gabriela Chávez, además actual embajadora del país ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), porque así premia el Gobierno a sus aliados, otorgándoles cargos en el exterior con sueldos en dólares.

Tras el destape de los guisos de la Kirchner, en el que un juez argentino ordenó un embargo por USD$666 millones en contra de la ex presidente; Álvaro De Lamadrid, un reconocido abogado argentino, contó que en febrero de 2016 presentó una denuncia en contra de la otrora mandataria, que recayó en el juzgado Marcelo Martínez de Gorgi, y en la cual se le acusaba de “lavado de dinero, narcotráfico y enriquecimiento ilícito”. Adicionalmente señaló que existen 5 estancias donde hay “tachos de dinero”. Con ello se refiere a las prácticas de las FARC de enterrar el dinero para que se dificulte su búsqueda, hábito adoptado por el gobierno Kirchnerista. La denuncia hace mención específica de los viajes secretos de María Gabriela a Calafate, una ciudad ubicada en la región de la Patagonia argentina, en donde aseguran se encuentran las haciendas que tendrían los millones de dólares enterrados. “Hubo viajes secretos a Calafate de la hija de Hugo Chávez y el hijo de Nicolás Maduro” reveló De Lamadrid.

No es  la primera vez que a Maria Gabriela se le cuestionan sus actividades. Apenas en el 2015 el Diario Las Américas reveló que bien podría María Gabriela ser la mujer más rica de toda Venezuela. Según el diario, la fortuna de la humilde socialista supera incluso la del empresario Gustavo Cisneros, quien según la revista Forbes posee un capital de USD$ 3,6 millardos. Los USD$4.197.000.000 que María Gabriela Chávez posee en sus cuentas de Andorra y EEUU le conceden el ostentoso título de la mujer más millonaria de Venezuela.

Recordemos otro específico caso el cual conecta a María Gabriela Chávez con el escándalo relacionado con la venta de sobreprecio de arroz, también vinculado con Argentina ¡Qué grandes amigas son estas “lideresas” latinoamericanas! De acuerdo a el diario Clarín de Argentina, “en los embarques de arroz dirigidos al país caribeño, la única beneficiaria es una firma desconocida en el sector, que vende a precios muy inflados y cuyos dueños tienen trato directo con el ministro Julio De Vido, el entonces embajador argentino en Venezuela Carlos Cheppi y hasta con María Gabriela Chávez, hija del fallecido líder venezolano”.

Pero ante tales acusaciones, María Gabriela recurre también al clásico método de evasión bolivariano, envía a sus esbirros a que hagan el trabajo sucio por ella. Ante la revelación del Diario Las Américas, éste recibió el 10 de agosto de 2015 una carta de Eva Golinger, quien actuaba como abogada de la principal heredera de Chávez, en donde instaba a desistir de “la difamación del carácter y reputación de la Embajadora Chávez y emitir una retractación completa y justa, respecto de cualquier afirmación difamatoria efectuada hasta el momento”. Luego, tras varias páginas adicionales, Golinger indica que las varias formas del artículo, supuestamente, han dañado a su cliente, siendo la más resaltante es que, aparentemente, como consecuencia, María Gabriela ha recibido “amenazas creíbles de muerte”.

A ambas les decimos: quien no la debe no la teme; y nosotros los venezolanos no es que recibimos “amenazas creíbles de muerte” es que literalmente nos estamos muriendo por culpa de los guisos rojos que se cocinaron esta cuerda de ladrones.

Comentarios

comentarios