Guisos Rojos le responde a Nicolás Maduro

screen-shot-2017-01-10-at-5-16-35-pm

En el día de ayer el presidente Nicolás Maduro se refirió a un artículo destacado en esta página donde mostramos cómo Jorge y Delcy Rodríguez gozaron de unas vacaciones capitalistas en la ciudad de Roma. Los hermanos enchufados, tapándose el rostro para no ser identificados, fueron capturados por venezolanos en Italia mientras derrochaban el dinero del pueblo venezolano en una lujosa tienda en el centro de Roma.  Ante esto, Maduro haciendo uso de sus maniobras favoritas, culpó a la CIA como el responsable de que al clan Rodríguez se le hubiera pillado gozando de la buena vida que tanto se lo impide al pueblo venezolano.

Sr. Maduro, tenga clara una cosa, no hay suficientes espías en la CIA para monitorear a todos los corruptos de su gobierno.  Esta página, dedicada a revelar toda esa telaraña de corrupción roja que nos hace cada vez más pobres a los venezolanos, nunca le falta material para presentarla ante nuestra audiencia venezolana. Y no es nuestra culpa que ustedes sean tan buenos proveedores de tales materiales, al ser los autores de los casos de corrupción más resonados y grotescos de los últimos tiempos.

En ustedes está el imperio de corrupción: en las bolsas CLAP, sobre las cuales hace unas semanas informamos; en los sobornos de los boliburgueses a funcionarios de PDVSA, de los cuales ya en este año 2017, vimos como el Departamento de Justicia de Estados Unidos, reveló esta información;  en el escándalo de Odebrecht, que explotó en diciembre del año anterior cuando se descubrió que se sobornaron a funcionarios venezolanos por un monto de $98 millones, para ganar jugosos contratos de construcción que nunca fueron completados. Y esos solo por nombrar los casos más recientes, porque de entramados corruptos y malversaciones de fondos, hay pa’ tirar pa’l techo.

En ese imperio también están los millones de dólares concedidos a boliburgueses como al pseudo-empresario Mario Libi, quien recibió más de 580 millones en divisas de CADIVI, para importar sabrá Dios qué. O el caso de los sobrinos de la “primera combatiente”, encontrados culpables de narcotráfico. En fin, Sr. Maduro, casos de corrupción hay de más y los venezolanos estamos cansados. No nos va a venir a querer ver las caras y a convencernos con ese cuento trillado de la CIA, que los venezolanos ya estamos hartos de escuchar. Entiéndalo y asúmalo, ya nadie le cree nada, ni si proveniencia…

Sin embargo, le recomendamos que continúe leyendo nuestra página para que se entere de primera mano sobre cómo la corrupción, como el comején, se come toda la riqueza de nuestra patria. ¡Seguiremos informando!

 

 

Comentarios

comentarios